Línea personal

Nombre:

miércoles, junio 14, 2006

¿te has preguntado alguna vez el motivo por el que la vida te ha dado la espalda precisamente en estos momentos?, es decir, cuando más lo necesitas...

Fracasar o cometer un error enorme es mejor que no haberlo intentado…

Sería genial ser capaz de actuar bajo este dictado, ya que nos demostraríamos que estamos preparados para afrontar las sorpresas que nos tiene preparada la vida. Sin embargo, la realidad es muy diferente… son numerosas las cosas que dejamos de hacer por miedo a fracasar o simplemente porque nos aterra aquello que desconocemos y que no controlamos.
Uno de esos maravillosos amigos que tengo constantemente a mi lado me ha enseñado a lo largo de estos años muchas cosas, no obstante, en estos momentos lo siento un poco perdido… Y la pena es que yo no estoy en la mejor disposición para ayudarlo. Aunque soy incapaz de explicar el motivo, entiendo que no es feliz… tras observarlo concluyo que tiene una vida demasiado plana, bueno, podemos decir que su actitud ante la vida es de conformismo… Se queda con lo que la vida le ha puesto por delante y desde luego no va a luchar por cambiarla… Me duele verlo así, puesto que entiendo que se trata de un chico muy bueno y que, desde luego, se merece tener aquello que quiera en cada momento.

Pero tenemos que acostumbrarnos a que la vida es como nos viene y no como deseamos… Por otro lado, sé que sigo aquí, claro que me he dado cuenta… pero por el momento no he sido capaz de desengancharme. Aunque debo reconocer que sigo sopesándolo, pero sigo creyendo que me gusta pasear por aquí…
En mi vida las cosas siguen como ayer… es decir, complicadas, puesto que sigo pendiente de arreglar las cosas para iniciar los trámites para el divorcio que es lo que en estos momentos mejor nos va a venir a los dos… Sin embargo, aprovecho para advertir de que mi ex me está defraudando como persona… Yo, sinceramente, me quité de su lado y acepté desde el primer momento todo lo que ella ha querido… son muchas las cosas que he dejado en su casa y la verdad es que he tenido que empezar de cero, pero ella parece que no valora todo eso. Ahora, yo entiendo que quiera acelerar las cosas, pero debe comprender que las cosas cuando no dependen de nosotros pues tenemos que aceptarlas como vienen… En fin, espero que las cosas se vayan cerrando y en los próximos días acabar con los asuntos que aún nos mantienen unidos… Y si pudiera ser antes del mes de agosto tener firmado el divorcio. Tengo ganas de estar tranquilo.
Por otro lado, el trabajo bien, con muchas cuestiones pendientes y programadas para a partir del mes de septiembre. Joder, aunque parezca una estupidez, pero tengo ganas de que pasen los meses y llegue el otoño… Tengo puestas muchas esperanzas para el otoño de este año, creo que va a significar un punto de inflexión en mi vida.

En lo sentimental, pues la verdad es que pienso seguir en mi rincón… sin dejar que nadie irrumpa. Rechazo las citas a ciegas y no estoy dispuesto a realizar apuestas a todo o nada, por lo que ‘calma, mucha calma…’ Y que el tiempo dicte sentencia, que el paso de los días sea el que vaya marcando el camino por el que realmente debo tirar… Además, debo reconocer que en estos momentos me aterra la posibilidad de que me vuelva a equivocar. No quiero volver a perder a la persona a la que le entregue todos mis sentimientos. Quizá sea un gesto de cobardía, pues vale, lo acepto, pero desde luego voy a seguir blindado al amor, y es que en el fondo soy un imbécil que termina ilusionándose con cualquier cosa. Mis colegas advierten de que pongo demasiados sentimientos en mi día a día. Así que zanjo el tema y recupero mi armadura y nada, que las cosas pasen por mi lado sin que me marquen…
Bueno ahora intentaré descansar un poco… Tengo un día intenso de trabajo… Lo malo es que tengo el sueño un poco alterado, vamos que me cuesta demasiadas horas de radio alcanzar el sueño. Espero que Morfeo se acuerde hoy de mí antes y venga a raptarme ya…

martes, junio 13, 2006

Hoy, he ido a visitar a la peque... ya está comiendo y parece que por el momento no tiene problemas, por lo que todo va por el camino esperado... es decir que ha salido perfecta de la operación. Allí me he encontrado rodeado por las mujeres de mis amigos. Así, que el interrogatorio ha sido bestial. Parece que no están muy contentas con cómo me vez... Y bueno, la verdad es que desde que me separé me están haciendo un seguimiento total, por lo que creen que este fin de semana he estado demasiado hundido.
Pero bueno, ya estoy acostumbrado a estos análisis, por lo que me he sentado en la barra del bar del hospital y atentamente he escuchado sus opiniones y sus exposiciones... Nada nuevo, salvo que parece que están empeñadas en buscarme a alguna chica... Sin embargo, el momento más gracioso ha sido cuando una de ellas, se ha sacado de la manga un test para evaluar si una persona está sufriendo una depresión y qué nivel depresivo representa... Me llama la atención el diagnóstico psiquiátrico lanzado... ‘estoy depresivo y me convendría acudir a un profesional para que me ayudase’.

Todos callados... Me miran... y sin abrir la boca, tan sólo con las miradas... me preguntan qué pienso hacer?

He sonreído. Pero no ha servido para disuadirlas. Luego, ha entrado una chica espectacular en el bar y me he quedado embobado.. tampoco ha servido para que desistieran... Al final, he advertido de que “no pienso acudir a un psiquiatra, ni a un psicólogo, ni a un terapeuta”.
-No creo que sea mala idea –aseguró una.
Las demás, mientras, en silencio. La más osada continuó...
-No entiendo el motivo por el que descartas esta posibilidad. Te conozco mejor de lo que piensas y a mí no me engañas... Si sigues así no vas a evolucionar...
Me provoca y yo, que necesito poco para entrar al trapo...
-No voy porque no creo que lo necesite, no voy porque me parece una pérdida de tiempo, no voy porque yo controlo la situación, lo que sucede es que en estos momentos no tengo gana de complicarme la vida y prefiero concluir de una vez con mi vida anterior, y luego, ya volveré a ser yo...
-No te lo crees ni tú... –lo me faltaba, ella, la que más quiero, va y se pone de parte de la toca pelotas...
-Vamos, no me jodas... Tú mejor que nadie sabes que soy así. Pregúntale a tu marido... Con chica o sin chica, siempre he sido igual, siempre he tenido mis momentos oscuros en los que prefiero estar enganchado a la soledad.
-Porque te conozco y me importas no puedo seguir callada... Sabes que nunca te he dicho nada sobre cómo llevas tu vida, pero ahora me veo en la necesidad de decirte que tienes que dejar de pensar en ella y comenzar a dedicarte algo de tiempo... Estoy conforme con que lo mejor es que firmes el divorcio y acabéis de una vez el reparto de cosas. Tienes que ir y exigir que te dé ya todo lo tuyo, luego empezar una nueva vida.. aprovecha que tienes amigos a los que les importas...

La conversación prosiguió lo que tardé en consumir dos cañas... Luego, cogí y marché a casa. Claro que lo he pensado en numerosas ocasiones y que he llegado a plantearme en serio la posibilidad de ir a terapia... pero sinceramente creo que no me serviría para nada, puesto que entiendo que soy consciente de lo que no me gusta de mi vida y de las cosas que debo resolver. No creo que nadie deba guiarme ni marcarme el camino, sino que yo mismo debo decir la forma de salir de esta situación de confusión. Es cierto que este fin de semana ha sido bastante complicado, pero bueno tampoco creo que suceda nada especial, simplemente, pues las cosas no salen como uno imagina o desea, pero hay que afrontarlo y seguir caminando. Además, soy consciente de que este mes va a ser complicado, por lo que llegaré preparado...
Entre las cosas que he sopesado a lo largo de este fin de semana ha sido la posibilidad de silenciar este rincón durante un tiempo, hasta que mi vida dé un giro y ofrezca cosas interesantes... sin embargo, luego he comprendido que quizá este espacio sea la mejor ayuda que estoy teniendo en estos momentos... Y siento la tristeza y la melancolía, pero es que es el único sitio en el que me puedo quitar la máscara y exponer las cosas que de verdad pasan por mi cabeza. En el día a día me presento como una persona fuerte, a la que resulta complicado hacerle daño... una persona que sólo piensa en su trabajo y que además se toma la vida con el toque de acidez suficiente para hacer perder los nervios a más de uno. Vamos, que en trato diario puedo ser definido como un hijoputa que pasa de todo y que dice aquello que le viene en gana... Sin embargo, yo no soy tan cabrón... por lo que luego, llego aquí a mi espacio y puedo despojarme de las corazas y permitirme el lujo de mostrarme sin protección. Por lo tanto, aunque aún no lo tengo plenamente decidido, por el momento creo que voy a mantenerme vivo aquí, aunque, desde luego, seguiré pensándolo... Pues muchas veces, el silencio se puede convertir en nuestro mejor aliado...

lunes, junio 12, 2006

Tengo un amigo que no cree en el amor... Está convencido de que lo que sentimos es atracción, pasión o curiosidad por alguien que de una manera u otra irrumpe en nuestras vidas, pero no amor... y según él no es amor porque “el amor no existe”. Yo siempre me he negado a aceptar este razonamiento, aunque últimamente debo reconocer que cada vez debo darle más la razón.

No se trata de ser pesimista ni de dejarme llevar por mi lamentable situación personal, pero sí es verdad que cada día resulta más complicado encontrar a una persona con la que compartir la vida y con la que montar un mundo bonito, agradable y lleno de ilusiones. Mi experiencia de estos últimos meses me hace entender que quizá lo mejor sea dejarse llevar por la vida y aceptar que debemos crearnos como ser humano independiente. A partir de ese momento, pues hacemos lo que nos apetece en cada instante y avanzamos o retrocedemos dependiendo de cómo se nos vayan dando los días. Pero sin compromisos ni sin tener que agradar a nadie. Es una actitud que no me agrada porque la entiendo egoísta y la verdad es que desde pequeño me enseñaron a intentar agradar a las personas que están a mi lado, pero por el momento todo ese esfuerzo no me ha proporcionado ningún beneficio, sino déficit y malos momentos.

Lamento haber levantado hoy un poco espeso, pero es verdad es quizá ahora que se cumple medio año de mi separación haya llegado el momento de empezar a definir una nueva persona, de convertirme en un chico que está dispuesto a no volver a cometer los mismos errores... y por el momento, mi principal error ha sido creer en el amor... por lo que a partir de hoy voy a intentar pasar por encima de las cosas de puntillas, sin implicarme, sin permitir que el corazón se anteponga a la razón. A partir de hoy, me reinvento y huyo del amor... Y es que no quiero volver a llorar por alguien...

domingo, junio 11, 2006

Viernes…

El día ha sido complicado… Quizá el trabajo me está absorbiendo demasiado. Pero bueno al final superé la situación… No obstante, el día se podía complicar más… Sobre las 7.30 horas me llama mi amigo (P) para decirme que han ingreso a su pequeña. La niña tiene un mes, pero ha tenido un problemilla y la han tenido que intervenir de urgencias. Así que me fui para el hospital. La operación salió bien y todo controlado. Por lo que mi amigo (C) y yo cuando salimos del hospital nos fuimos a tomar unas cañas y ha charlar un rato. Parece que las cosas no le van bien con su pareja. Vamos que éramos dos almas en pena… Aunque yo no estoy pasando por mi mejor momento, parece que, al menos, sirvo para dar ánimos. Nada, la noche se complicó y nos tomamos demasiadas copas… Quizá era lo mejor, aunque, lamentablemente, al final no fuimos capaz de reir...

Sábado…
Bien temprano dirección al hospital… La pequeña está bien y ya evoluciona perfectamente. Lo de mi amigo (C) con su chica parece que cada vez tiene peor solución. Espero que lo que pase sea lo mejor para ellos, pues no quiero que sufran, y lo cierto es que cualquier ruptura es una putada. Llevan cerca de 15 años juntos, por lo que creo que si se separan pues les va a resultar difícil acostumbrarse. Pero bueno, al final, lo más importante es que sean felices, si es juntos bien, pero si es por separado pues nada… Supongo que será el tiempo el que lo marque.

Domingo…
Aún queda día, pero bueno, la verdad es que no se antoja muy interesante. Ahora voy a ir a ver a la pequeña. Y espero tener un rato para hablar con (C), me gustaría ayudarle y sentirme importante para él, pues la verdad es que él me ha ayudado mucho desde mi separación. La lealtad es lo más importante en la vida, y en él, yo la he encontrado…

Para la próxima semana las cosas van a ser bastante complicadas. Mi ex, por sorpresa, me mandó un mensaje el viernes, bastante lamentable por cierto, ya que además de no llegar en un buen momento, era para advertir de la necesidad de que tenemos que arreglar las cosas del banco y desligarnos definitivamente… Yo comparto su opinión, pero con los bancos las cosas no van todo lo rápido que deseamos, por lo que se trata de una cuestión que se me escapa y que por más que me gustaría arreglarla, yo no puedo… Pero espero tener un poco de suerte y que todo salga bien. Necesito dar un paso adelante definitivo…

En cuanto a mi situación, pues la verdad es que no avanzo demasiado. Lo intento, pero quizá la situación me esté superando… Vamos que por mucho esfuerzo que hago no levanto cabeza. Y aunque estoy cansado de estar triste, debo reconocer que no me acostumbro a no tener a nadie con quien compartir las cosas. Pero supongo que será cuestión de acostumbrarme y tener paciencia, puesto que puede que llegue el momento en el que las cosas empiecen a salir bien. Bueno, quizá por hoy lo mejor sea dejarlo estar. Estoy cansado de estar triste y de ver cómo se me escapa la vida.

viernes, junio 09, 2006

Eduard Punset define Felicidad como la ausencia de miedo.

Creo que es una de las definiciones de felicidad más acertada. Pensando un poco he llegado a la conclusión de que la mayoría de los momentos en los que no he sido feliz ha sido porque había algo que me preocupaba, que me impedía disfrutar al máximo de lo que tenía...

Así, que quizá la felicidad la tengamos más cerca de lo creemos... quizá baste con expulsar todos nuestros miedos y afrontar de cara la vida, con la firme decisión de hacer siempre lo que consideramos más correcto. Con el paso del tiempo he ido comprendiendo que cuando no aprendemos de las lecciones, la vida nos pasa factura... No obstante, por naturaleza tendemos a repetir errores, a tropezar más de dos veces con la misma piedra.

Bueno, hoy ya es viernes... la semana ha pasado rápido... la mayor parte de el tiempo lo he pasado con mi amigo (C). Lo cierto es que se trata de un chico genial, y desde luego, la persona más fiel, cariñosa y amable que se puede encontrar. El pobre, desde que me separé, no deja de estar pendiente de mí, y la verdad es que creo que jamás podré devolverle todo el bien y la ayuda que me ha ofrecido... Siempre resulta agradable saber que tienes a alguien a quien recurrir cuando te sientes un poco perdido... Y él, desde luego, siempre ha estado, son más de 15 años de amistad...

En el trabajo las cosas marchan bien... Ahora llega el final de la temporada, y lo cierto es que llego un poco agotado mentalmente, puesto que el año 2006 lo empecé bastante mal, así que creo que las vacaciones de agosto me van a venir muy bien. Esta semana se empieza a ver mucho movimiento por la redacción, pues que por aquí tienen que pasar todos los becarios que van a estar en verano. En estos momentos se están realizando las entrevistas, y en menos de dos semanas empezarán a trabajar... Nada, cada vez que llega este momento ya se empieza uno a dar cuenta de que el final de temporada está cerca...

miércoles, junio 07, 2006

Jodorowsky cuenta que... Había un tipo tras perder las llaves de su saca se pone a buscarlas a unos quinientos metros de su portal, bajo una farola. Alguien llega y le pregunta: ‘¿por qué las buscas aquí y no donde las perdiste? Y el tipo contesta: ‘Es que aquí hay luz... La farola es la razón, que ayuda a ver mejor las cosas, pero las llaves siguen sin aparecer...

Tal vez aplicar la razón se convierta en el elemento más conveniente, sin embargo, hay momentos en los que la razón no es suficiente, ni mucho menos tiene la solución a nuestros problemas. Lo leo, lo pienso y concluyo que “jamás recomendaré a nadie que anteponga la razón a lo que le dicte el corazón o el sentido común”.

Mi día de ayer fue un poco extraño... Llegó un momento en el que tenía sentimientos confusos y en el que sentía que me faltaba algo. Quizá también comprendí que hay situaciones que se nos encapan... Pero bueno, luego tuve una charla con un compañero y todo y bien... Y por la noche, una amiga ya me hizo llegar a cama feliz... Y es que no hay nada mejor que irse a buscar sueños con una sonrisa...

martes, junio 06, 2006

Está claro que el objetivo en la vida no debe ser otro que el de disfrutarla al máximo, puesto que lo más normal es que sólo tengamos derecho a un paseo por ella (salvo los que crean en la reencarnación, que se llevarán paseando todos los siglos de existencia). Ahora, llega el momento de levantarse, lamerse las heridas y mirar al frente. Y, seguro, que los que piensan de esta manera nos podrán una lección a los que nos quedamos en mitad del camino sin saber qué hacer. Después de muchos días con una venda en los ojos, creo que empieza a entrar los primeros rayos de luz... Aparecen sensaciones que te invitan a vivir y que te advierten de que no puedes dejarte llevar por la tristeza. Como dice Sabina: ‘Y perdón por la tristeza...’
En estos momentos, creo tener claro que la vida está llena de hermosos momentos que aún tenemos que disfrutar. Sí, me adelanto al paso del tiempo y me regalo el placer de soñar con que llegará ese día en el que te sientes a contemplar todo lo que hay a tu alrededor y te sientas satisfecho y orgulloso de lo logrado. Y es que he decidido que no voy a perder la oportunidad de disfrutar de las pequeñas cosas... puesto que en el mínimo detalle está la mayor de las ilusiones. Aunque la vida no sea perfecta, si analizamos las cosas con las que contamos podemos llegar a descubrir que poseemos los instrumentos necesarios para buscar esa perfección. Pese a mis intento por dejar de creer en la posibilidad de enamorar, hoy, estoy en condiciones de decir que he descubierto a una persona que me ha abierto los ojos y me ha dejado claro que existen chicas maravillosas... Y no hablo de un sentimiento de amor frío y descolocado, o fuera de lugar... hablo de una amistad alimentada desde la sinceridad y la sencillez, un mundo de charlas inocentes bañadas por cuestiones que salen del corazón sin saber el motivo. Siempre he creído en las relaciones entre chicos y chicas como un instante de apoyo y hoy, expulso todo asunto perturbador, y me centro en ella, en la persona... en su corazón, en su forma de ver el mundo, en su forma de hablar, en su forma de vivir... En ella... No busquen otra explicación, simplemente nos quedamos con ella... Y es que la naturalidad nos regala los mejores instantes. Sólo hablo de ser feliz con el calor de una amiga.. Qué más se puede pedir.